Sobre IYBA

Asamblea Internacional de Hermanos Jóvenes
29 de julio – 7 de agosto de 2013

“…He venido para que tengan vida,
y la tengan en abundancia.”

(Juan 10,10)

011-01-CHAPTERLOGOI. Contexto y Propósito

En el 44 Capítulo General, trece Hermanos jóvenes estuvieron presentes y tuvieron la oportunidad de participar directamente en este proceso. Una línea de acción que los Hermanos jóvenes propusieron al Capítulo General, y la cual fue aprobada, dice: “… un año antes del próximo Capítulo General, una reunión internacional de representantes de los Hermanos jóvenes de las diferentes regiones (tendrá lugar), con el objetivo de expresar sus esperanzas y sueños para los años venideros” (Circular 455).

En junio del año 2011, el Superior General y el Consejo General nombraron una comisión preparatoria para organizar esta asamblea internacional. Este documento es el resultado de la primera reunión de esta comisión en Roma y de las conferencias telefónicas posteriores.  Este documento introduce el tema, los objetivos, los tópicos, la información para los delegados y otros asuntos de logística. Es muy importante resaltar que la Identidad del Hermano será el hilo conductor de la Asamblea. La Comisión Preparatoria siente fuertemente que el tema y los tópicos planteados continuarán articulando la identidad del Hermano a la luz de nuestra Asociación para el Servicio Educativo de los Pobres.

La Asamblea Internacional de Hermanos Jóvenes es un momento de Gracia para todos los Hermanos jóvenes del Instituto. Como el tema de nuestra asamblea nos recuerda, Cristo nos llama para tener vida, y tenerla “en abundancia”, y éste es el don que ofrecemos a través de nuestra Asociación para el Servicio Educativo de los Pobres. En este sentido, la Asamblea nos permitirá apreciar nuestra vocación con mayor profundidad y a reflexionar sobre las necesidades a las que nuestro Instituto debe responder si continuamos “ofreciendo una educación humana y cristiana a los jóvenes, especialmente a los más pobres.”

La Asamblea Internacional de Hermanos Jóvenes (IYBA por sus siglas en inglés) tendrá lugar del lunes 29 de julio al miércoles 7 de agosto del año 2013.

II. Tema

“… Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. (Juan, 10, 10)

La primera comunidad Cristiana vivió convencida de que Jesús, el resucitado, regresaría muy pronto lleno de vida y la compartiría con quienes le siguieran. Esta espera ha sido transformada en una esperanza que lleva a los creyentes a difundir el Espíritu de las primeras comunidades cristianas en los diferentes contextos en los que se encuentran en el mundo de hoy. Esta nueva vida evoca el pasaje de los huesos secos de Ezequiel, donde el profeta, atento a la acción de Dios, reconoce, acepta, comunica y aumenta la vida mediante la creación de un nuevo lugar de adoración.

En su meditación número 45, nuestro fundador invita a los Hermanos a no sólo recibir la vida, sino también a aumentarla resistiendo los deseos de la carne, y en cambio, actuar en concordancia con el Espíritu. Hoy, esto significa resistir aquellos antivalores que prevalecen en nuestro mundo del Siglo XXI y que van en contra del establecimiento del Reino de Dios. Debemos actuar de una forma en que nuestra misión sea vivida con creatividad, celo, solidaridad, inclusión, nuevos lenguajes y fe en nuestra sociedad plural y siempre cambiante, recordando que la abundancia llega a aquellos que actúan como pastores buenos.

La vida abundante llega a nosotros, Hermanos jóvenes, si permitimos en nuestras vidas una creación nueva, dejando atrás nuestros miedos y asumiendo el “no temas” del Evangelio, demostrando que la Presencia benéfica de Dios está cerca. Somos fieles al Espíritu que libera, en lugar de la ley que crea ataduras. Admitimos nuestra debilidad con el fin de confiar solamente en la fortaleza de Dios. Solamente de esta forma, seremos significativos en las vidas de los muchos jóvenes que no tienen esperanza alguna y que gritan desde sus corazones por alguien que les muestre el amor de Dios y les permita vivir con abundancia.

III. Objectives

  1. Crecer en lo que significa ser Hermano del Instituto mediante el compartir de nuestras experiencias personales y regionales de fe, fraternidad, y misión.
  2. Reflexionar y discernir las realidad actuales de la presencia lasallista en las diferentes partes del Instituto con el fin de responder a las necesidades de los jóvenes, especialmente los más pobres.
  3. Compartir nuestras fortalezas, desafíos, sueños y esperanzas que los Hermanos jóvenes, como miembros del Instituto y religiosos del siglo XXI, viven en sus Distritos, Regiones y en el Instituto.
  4. Fortalecer la solidaridad entre los Hermanos jóvenes con el fin de crear un mayor sentido de responsabilidad por las necesidades presentes en las diferentes partes del Instituto.
  5. Apreciar y promover nuestra vocación como jóvenes religiosos Hermanos en el siglo XXI
  6. Presentar al 45 Capítulo General las esperanzas y sueños colectivos de los Hermanos jóvenes en la medida en que buscamos responder a las necesidades de los jóvenes, especialmente los más pobres.
  7. Tener una oportunidad para trabajar juntos como Hermanos jóvenes en un ministerio apostólico lasallista que beneficie directamente al más pobre.